El salmón es un pescado azul, rico en ácidos grasos omega-3 que tienen el potencial de mejorar la salud cardiovascular, suprimir la inflamación y aliviar la depresión. Estos dos platos combinan los elementos curativos del salmón con otros dos súper alimentos: el aguacate y la espinaca.

1. Salmón a la plancha salsa de aguacate y mango

Los aguacates proporcionan el 34% de las necesidades diarias de fibra dietética, buenas noticias ya que eliminan el exceso de colesterol de la sangre y previenen el estreñimiento. Si lo desea, prepare una pequeña cantidad de vinagreta de limón para la lechuga antes de agregar salmón y salsa.

Esto es lo que necesita para preparar esta cena rápida y fácil para cuatro:

  • 12 ml (2 1/2 cucharadita de pimentón)
  • 10 ml (2 cucharaditas de cilantro molido)
  • 3 ml (3 / 4 cucharaditas) de sal
  • 4 filetes de salmón sin piel y deshuesados, 175 g (6 oz) cada uno
  • 350 g (1 1/2 t) de mango, pelados y cortados en trozos de 1 cm (1/2 taza) po)
  • 1 aguacate, pelado y cortado en trozos de 1 cm (1/2 pulgadas)
  • 250 (garbanzos g 1 t) en lata, escurridos y enjuagados
  • 75 g (1/3 taza) fresco picado cilantro
  • 5 ml (1 cucharadita) de cáscara de limón rallada
  • 30 ml (2 cucharadas) de zumo de limón fresco
  • 10 ml (2 cucharaditas) de aceite de oliva
  • 1,5 kg (6 t ) Mesclun o rizado, rasgado en trozos pequeños
  1. En un tazón grande, mezcle pimentón, cilantro y sal. Mida 10 ml (dos cucharaditas) de la mezcla de especias y espolvoree y frote sobre el salmón. Coloque el salmón, con la piel hacia abajo, en una sartén para asar.
  2. Agregue mango, aguacate, garbanzos, cilantro, cáscara de limón, jugo de limón y aceite a la mezcla de especias restante.
  3. Ase el salmón a 15 cm (seis pulgadas) del fuego durante cinco minutos para cocinar a fuego lento.
  4. Sirva salmón y salsa en una cama de lechuga rizada.
2. Salmón escalfado con salsa verde

Este plato tarda menos de 20 minutos en prepararse. La salsa de puré de espinacas, perejil, cilantro, jugo de limón y aceite de oliva se puede preparar con varias horas de anticipación y refrigerar hasta su uso. Los beneficios para la salud no provienen solo del salmón, sino de la espinaca rica en luteína y zeaxantina, dos carotenoides que trabajan en conjunto para ayudar a prevenir la degeneración macular.

Cómo preparar:

  • 150 g (2 t) de hojas frescas de espinaca, envasadas
  • 125 g (1/2 t) de hojas de perejil aplastadas, envasadas
  • 125 g (1/2 t) de hojas de cilantro con tallos suaves y compactos
  • 30 ml (2 cucharadas) de jugo de limón fresco
  • 1 pimiento jalapeño marinado
  • 15 ml (1 cucharada) de aceite de oliva
  • 2 ml (1/2 cuchara) cucharadita) de sal, dividido
  • 2 ml (1/2 cucharadita) de semillas de apio
  • 1 hoja de laurel 6 tiras de cáscara de limón 8 x 1 cm (3 x 1/2 pulgadas) de cada
  • 4 Filetes de salmón (175 g / 6 oz cada uno), 2.5 cm (1 pulgada) de espesor
  1. Espolón de vapor sobre agua hirviendo durante 30 segundos o hasta lo que marchitan Transfiera la espinaca a un procesador de alimentos con perejil, cilantro, jugo de limón, chile jalapeño, aceite y un mililitro (1/4 de cucharadita) de sal; puré a una consistencia espesa y suave.
  2. En una sartén grande, combine las semillas de apio, laurel, la ralladura de limón y el mililitro (1/4 de cucharadita) de sal restante. Agregue suficiente agua para llenarlo hasta la mitad. Agrega el salmón; cubra con papel de cera y déjelo hervir a fuego medio. Cocine durante siete a 10 minutos, o hasta que el salmón esté cocido; devuelve el salmón en medio de la cocción. Retire el salmón de la sartén con una espátula ranurada.
  3. Sirva el salmón caliente, a temperatura ambiente o frío, con la salsa verde sobre él.

Estas son dos excelentes maneras de obtener los nutrientes saludables del salmón que necesita, mientras satisface su paladar y disfruta de los beneficios para la salud de las salsas y los aderezos.