Nada es mejor que un tomate fresco y jugoso de su propio jardín. Para que una raíz de tomate crezca saludablemente, debe podarla regularmente. Aquí hay 4 consejos muy útiles.

El sabor es incomparable y estas frutas se pueden usar para todo, desde ensaladas hasta salsas para pasta. Taille 1. Pode las plantas en el suelo

Tenga cuidado con los pies de tomate con hojas que llegan al suelo. Los pies de tomate con hojas bajas corren un mayor riesgo de ser dañados e infestados por insectos o atrapar Alternaria.

Alternaria, también conocida como tizón tardío, es una enfermedad que afecta a muchas variedades de plantas.

  • Causado por hongos, el mildiu marchitará las plantas y se pudrirán a un ritmo acelerado.
  • A menudo, las hojas cerca del suelo no reciben suficiente sol como para estar sanas, y también tienden a permanecer húmedas por más tiempo, haciéndolas más susceptibles a los hongos.
  • No se olvide de podar bajo en la planta para eliminar las hojas que toquen el suelo. Retirez 2. Eliminar los retoños
  • Los retoños son ramas de la raíz de tomate que no darán fruto. Estas ramas desperdician energía útil para la planta, haciendo que los tomates sean más pequeños y menos sabrosos.
Puede identificar fácilmente estos retoños. Siga estos consejos:

Busque pequeños brotes de la articulación entre una rama ya madura y el tallo principal.

Simplemente pellizque y quite con sus dedos.

  • Querrás suprimir el primer aumento de retoños que aparece si tu planta es una planta específica, pero puedes eliminar aún más ramas de una planta indeterminada y aún así encontrarte con muchos tomates. Do 3. No pode cuando hace calor
  • Los tomates son frutas sensibles y caprichosas. Si bien la poda puede ayudar al pie de tomate a destinar sus recursos a las frutas y no a las ramas excedentes, la sombra eliminada por la poda puede hacer que el tomate sea vulnerable al sol, lo que puede quemar los tomates y hacer que se pudran.
  • Tenga cuidado al podar las plantas cuando hace calor. Si lo hace, tenga cuidado de no podar las ramas que de otro modo daría sombra a la fruta. Get 4. Deshazte de las hojas amarillentas
Las hojas amarillentas a menudo se marchitan y chupan innecesariamente de la savia de la planta.

Usa los dedos para quitar las hojas amarillas cuando aparezcan.

  • Quitar las hojas amarillas mantendrá el pie libre de enfermedades y esto también ayudará a que la fruta crezca.
Consejos sencillos para los pies de tomate

El cuidado de su pie de tomate incluye la poda de un producto delicioso y saludable. ¡Estos simples consejos te ayudarán a desarrollar plantas de tomate que producirán una sabrosa abundancia!