Muchos vegetales se pueden cultivar en un contenedor y los tomates son una opción atractiva de bajo mantenimiento para un jardín contenedor en cualquier espacio. Aquí hay algunos consejos para cultivar sus tomates. Choisir 1. Elegir un contenedor

Las plantas de tomate pueden desarrollar sistemas de raíces extensas, y el espacio suficiente para estas raíces es imprescindible para tener plantas sanas.

Envases demasiado pequeños interferirán o unirán las raíces, lo que puede causar retraso en la planta o estrés. Las plantas estresadas son más propensas a plagas y problemas de enfermedades que las que gozan de buena salud.

  • Para cultivar tomates en un contenedor, seleccione uno que sea de al menos 19 litros. Si el estilo no es una de sus preocupaciones, considere usar cubos de utilidad de 19 litros. Para algo un poco más atractivo, encuentre un recipiente grande para patio de 46 centímetros de diámetro o más grande.
  • Se necesita una caja de tomate para la mayoría de las variedades de tomates, y hay muchas atractivas jaulas de tomate en el mercado, en varios colores que combinan con su decoración al aire libre. Vari 2. Variedades de contenedores de tomate
  • Algunas variedades de tomates pueden crecer hasta tres metros de altura, por lo que es importante elegir la variedad adecuada para un contenedor.
Mientras casi todas las plantas de tomate sobrevivirán en un contenedor, algunas crecen muy altas y pueden ser difíciles de controlar en un área con espacio limitado.

Al comprar plantas o semillas, busque las palabras "determinado", "arbusto" y "terraza". Todas estas opciones crecen a un tamaño limitado.

  • 3. Mantenimiento y cosecha
  • Dado que los tomates en contenedor no se plantan en el suelo, requieren muy poco mantenimiento.
Las necesidades de deshierbe se eliminan virtualmente durante el crecimiento de las plantas en macetas, y no es necesario arar. Fertil Fertilización ocasional a lo largo de la temporada de crecimiento puede ser útil.

Elija un fertilizante orgánico etiquetado 10-10-10 para obtener los mejores resultados, y siga las instrucciones del paquete para la aplicación.

  • Nunca ponga demasiado fertilizante, ya que esto puede quemar la planta.
  • Riegue las plantas en contenedores tan pronto como el suelo esté seco a tres centímetros debajo de la superficie, y coseche diariamente.
  • Plantar tomates en contenedores es una manera divertida de actualizar un entorno de jardín, aprender a cultivar alimentos e interesar a los niños a comer verduras. Aprender a cultivar sus propios alimentos es una experiencia gratificante que beneficia a los jardineros y las familias durante muchos años, y los tomates proporcionan exactamente las propiedades correctas para el crecimiento de los envases.