Si usted está comprometido a hacer de este año aquel en el que se empieza a dar la espalda, he aquí cinco maneras de comenzar a ser más filantrópica. 1. Dar

bienes organizaciones benéficas locales - Iglesias guarderías - recoger los productos usados ​​o para transmitirlas a los necesitados o para vender para recaudar fondos para diversas causas.

  • No olvides vaciar tu armario. Los regalos de ropa de abrigo, como suéteres, abrigos, sombreros y guantes, son especialmente útiles para quienes no lo harían de otra manera.
  • La regla general es que si no has usado algo durante un año, es hora de dejarlo ir.

2. Dar tiempo si desea mantener un ojo en un vecino anciano o como voluntarios para leer a los niños en una guardería local, existen innumerables maneras de dar su tiempo a aquellos que rodear.

  • Aunque hacer esta contribución no cuesta nada, los beneficios son enormes.
  • Una de las cosas que las personas más necesitan es el contacto humano y estas interacciones pueden salvarle la vida a alguien que se siente aislado o solo. Donnez 3. Prestar servicios
Puede ofrecer ayuda en forma de servicios profesionales. ¿Eres un diseñador gráfico? Un diseñador web? ¿Un escritor? ¿Contador? Si es así, las organizaciones tienen una necesidad crítica de ayuda de personas como usted.

Si está actualizando un sitio web de una organización sin fines de lucro, creando un nuevo logotipo, escribiendo una propuesta de subvención o conservando los libros, puede donar un soporte operacional valioso a una organización necesitada . Donnez 4. Dar vida

  • Las donaciones de sangre, plasma y médula ósea son esenciales y reservarlas a menudo son fundamentales. Si bien estos requieren distintos grados de intervención médica, todos tienen un impacto que salva vidas en los beneficiarios y sus familias.
También puede registrarse para ser un donante de órganos. ¡Es tan fácil como marcar una casilla en un formulario y donar un solo órgano puede salvar hasta ocho vidas! Walk 5. Caminar, correr, pedalear, nadar
  • Todos los fines de semana, hay eventos de caridad que combinan una recaudación de fondos con una carrera.
  • Pídale a sus amigos y familiares que apoyen la causa al patrocinarlo para cubrir las tarifas de entrada. Ya sea que esté caminando 3.5 kilómetros o recorriendo en bicicleta 50 kilómetros, puede hacer la diferencia mientras se mantiene en forma y haciendo algo que le encanta.
Simplemente porque no puedes hacer un gran cheque no significa que no puedas decidirte a ser más caritativo en el nuevo año. Estas cinco técnicas no cuestan nada, pero tienen el potencial de cambiar las vidas de las personas que se benefician.