Uno de los mayores mitos populares sobre el cuidado es que el bronceado ayuda a la desaparición del acné. Esto no solo es completamente incorrecto, sino que el sol en realidad puede tener efectos muy perjudiciales sobre el acné. Siga leyendo para obtener más información sobre los efectos del bronceado en el acné.

El bronceado no mata el acné

Algunas personas piensan que la exposición al sol ayuda a que el acné desaparezca. La verdad es que todo lo que hará un bronceado es mejor camuflar tu acné. El acné parece menos visible, simplemente porque la pigmentación de la piel es más oscura, dando la ilusión de menos acné. En realidad, no hay un cambio real en la condición del acné en sí mismo.

El sol empeora las cosas

En realidad, es dañino creer en el mito de los poderes curativos del sol cuando se trata del acné. Si bien un brillo bronceado y atractivo puede enmascarar temporalmente tu condición, puede empeorarlo a largo plazo. El daño UV y la sequía del sol exacerbarán el acné, por lo que no confíe en estos dañinos rayos del sol para ayudar a tratarlo. Además, los rayos UV pueden conducir a una serie de otros problemas, siendo el más peligroso el cáncer de piel. Para obtener este efecto bronceado, le recomendamos cambiar a bronceador para obtener un resultado más seguro.

Las cremas pueden aumentar el problema del acné

A diferencia del bronceado natural, las cremas y aerosoles pueden marcar el acné y las cicatrices de manera más importante, especialmente si el producto no se aplica de manera uniforme. Además de un aspecto no tan terrible, los ingredientes de algunos productos de bronceado (especialmente los ingredientes que no son naturales) pueden irritar la piel sensible con propensión al acné y causar más brotes.

El bronceado no es un tratamiento efectivo

Incluso si decides probar tu suerte con los rayos UV de un sol dañino para ocultar temporalmente tu acné (que no se recomienda), es importante recordar que esta solución temporal no es un tratamiento. Es solo una solución cosmética que puede ser reemplazada por base y bronceador con mucho menos riesgo para la salud de su piel. El sol no tiene poderes curativos para tratar la raíz de tu problema.

La única forma de tratar el acné es utilizar productos recomendados por su dermatólogo, y aún así, desafortunadamente, el acné nunca puede desaparecer del todo. Sin embargo, aún puede usar un buen maquillaje para ayudar a cubrir algunas de estas imperfecciones.